La Navidad se ha cobrado una factura muy cara en la Costa da Morte: la vida de 30 personas que murieron a causa del coronavirus y 1.130 contagios en enero, el mes más negro a nivel local de toda la pandemia, por el momento.

Este elevado número de muertes a principios de 2021 no es casual y se debe a que el virus se ha colado en el peor de los lugares posible: dos de las residencias de mayores con más usuarios de la comarca: las DomusVi de Carballo y Vimianzo. De hecho, 24 de estas víctimas del coronavirus en enero eran usuarios de estas residencias: doce de la vimiancesa (donde hay que sumar otros dos fallecimientos que se produjeron a finales del año pasado, para un total de 14 ) y otros doce de la carballesa, de los que once tuvieron lugar a lo largo de esta semana.

Y es que actualmente la DomisVi de Pedra Furada vive su peor momento y es el geriátrico con más casos de toda Galicia: 109. Según la Consellería de Política Social, ayer otros tres usuarios fueron diagnosticados como positivos, pero las dos muertes que se produjeron el viernes y el alta de un residente por negativizar mantiene los contagios en 77, mientras que entre la plantilla hay un contagio más, completando los 32.

Por su parte, la DomusVi de Vimianzo ya dejó lo peor atrás. Después de ser la residencia más afectada de Galicia en la primera quincena de enero, desde hace varios días las aguas están volviendo poco a poco a su cauce, con una reducción paulatina de los infectados (ahora son 18). Según los últimos datos de la Consellería ya solo hay siete mayores afectados por el Covid (uno menos) y, además, cuatro de los trabajadores recibieron el alta y solo quedan once infectados.

Fuera de las residencias, este mes el virus se cobró la vida de tres nonagenarios que estaban ingresados en el Hospital Virxe da Xunqueira de Cee, de una larachesa de 91 años que falleció en su domicilio, y de dos vecinos que estaban ingresados en el Chuac: el pontecesán de 46 años que no tenía patologías previas y el empresario Manuel Rodríguez, padre de la alcaldesa de Vimianzo, Mónica Rodríguez, que fallecía el pasado domingo tras más de veinte días ingresado.

Precisamente ayer la regidora vimiancesa agradeció a través de las redes sociales “as mostras de cariño, respecto e admiración cara o meu pai”, especialmente las de los vecinos de Vimianzo y Calo “lugar polo que meu pai profesaba un profundo sentimento”. “Grazas por cada un dos xestos e condolencias, tando presenciais como dende a distancia, que recibimos a familia”, comentó Mónica Rodríguez.

El triple de casos

Este mes también destaca por el récord de contagios alcanzados en la comarca. Ayer el número de contagios ascendía a 1.130 en toda la Costa da Morte, un poco más del triple de los que había a principios de mes.

Carballo es el municipio que registra la peor evolución de la pandemia. De 26 casos que tenía el 1 de enero pasó a 400 en el día de ayer (once más que el viernes), un número de contagios que para el alcalde, Evencio Ferrero, evidencia la necesidad de que Sanidade haga un cribado masivo en el municipio.

En general la situación de la mayoría de los concellos de la zona es mucho peor que la que había cuando empezó el año. En Cee se ha pasado de 20 casos activos a 54 (el pico fue de 61); en Coristanco de 15 a 66; en Laxe de 10 a 27 (aunque este mes los casos llegaron al medio centenar); en A Laracha de cero a 128; en Ponteceso de diez a 31; Malpica subió de diez a 57; en Cabana había menos de nueve y ahora se contabilizan 17 contagios.

Camariñas acumuló a mediados de mes 108 casos (el 1 de enero eran doce), pero desde entonces los datos han ido bajando hasta los 44 de ayer. En Zas el pico máximo es de 26, diez más que a principios de enero (ahora hay 25); Dumbría tiene 37, once más que el día 1. Fisterra, después de mejorar sus datos este mes, vuelve a sufrir un repunte hasta los 34 contagios, al igual que Muxía que de menos de nueve acumula ya 30 (32 fue el pico). Cerceda, de no tener casi ningún contagio llegó este mes a los 88 (ahora son 67). La mejor evolución está en Vimianzo con 75 casos (139 hubo a mediados de mes) y Santa Comba, con 28 casos frente a los 73 que había al empezar el mes.

Récord de contagios en los colegios de la Costa da Morte

Los contagios en los centros educativos de la Costa da Morte también han alcanzado ya cifras de récord. Ayer, en el parte diario de centros afectados de la Consellería de Educación se contabilizaban 152 casos activos en 45 colegios, institutos, centros especiales y escuelas infantiles. El centro más afectado de la zona sigue siendo el CEIP Otero Pedrayo de A Laracha, que tiene dos casos más y suma 15 contagios. También aumentaron los positivos en el CEIP Alfredo Brañas (2), en los carballeses Nétoma-Razo (2) e IES Parga Pondal (5); en el instituto Fernando Blanco de Cee (5); el CPI O Cruce de Cerceda (7); Alcalde Xosé Pichel (6) y la EFA Fonteboa (3) de Coristanco; y el Milladoiro de Malpica (5). Hay menos casos en el IES de Ponte do Porto, los colegios Fogar, Artai y los institutos Alfredo Brañas y Monte Neme carballeses: Eugenio López y Agra de Raíces de Cee, y el Cabo da Area de Laxe.