Patrullas de la Policía Local de Carballo realizaron ayer controles de tráfico en el casco urbano para comprobar el cumplimiento de las medidas de restricción de movimiento impuestas por el gobierno del Estado en el decreto de estado de alarma. Ayer, uno de los controles se realizó a la altura de la Praza de Vigo, donde los agentes comprobaron si la circulación se realizaba con motivos de urgencia o para desplazarse al trabajo, que son los únicos que están permitidos. Los mismos controles se repitieron en otros municipios de Bergantiños. 

Cabe recordar que los desplazamientos tanto a pie como rodado, solo se puede realizar por motivos de urgencia o justificados. Los que tengan que desplazarse por trabajo, deberán tener una autorización de la empresa que deberán mostrar a los agentes en caso de controles de tráfico para que no impongan multas.  

Además, el Concello de Carballo ha informado que para facilitar el aparcamiento a las personas que tienen que utilizar el coche para ir a trabajar o hacer la compra, durante el período de vigencia del estado de alarma por el Covid-19 queda sin efecto a limitación del tiempo de estacionamiento en la zona azul. Esta medida afecta a cientos de plazas de aparcamiento en el casco urbano carballés.

Los puestos del mercado municipal solo trabajarán en horario de mañana

Desde hoy y mientras dure el estado de alarma por el coronavirus, el mercado de municipal de Carballo reducirá su horario de atención al público. Los puestos de la plaza solo trabajarán de 8 a 15 horas. También se han establecido normas de funcionamiento para los clientes, como no tocar los alimentos con las manos, mantener la distancia mínima de seguridad de un metro y reducir el tiempo de permanencia al mínimo imprescindible. 

Algunos supermercados de la zona también han modificado su horario de atención al público. El Carrefour de Coristanco trabajará de 9 a 21 horas, y otros como Lidl, Día, Familia y Mercadona adelantan su horario de cierre a las 20 horas.