Agentes del Seprona de Corcubión denunciaron a un vecino de Camariñas de 57 años que se saltó el confinamiento para ir a pescar. El camariñán fue interceptado mientras los agentes estaban realizando labores de vigilancia sobre el cumplimiento de las medidas impuestas por el estado de alarma en la zona de Touriñán.

Observaron que había un vehículo escondido en la zona de los acantilados, por lo que esperaron en el lugar hasta localizar al usuario del mismo. Después de un tiempo de espera –según informa la Guardia Civil– observaron que una persona caminaba hacia el coche con caña de pescar, una mochila y ropa de pesca, motivo por el que fue interceptado.

El hombre se encontraba a 30 kilómetros de su domicilio y argumentó ante los agentes que se saltó el confinamiento porque “se agobiaba en casa” y que había decidido salir a pescar para “evadirse un poco”. Los agentes le recordaron que ir a pescar está prohibido durante el estado de alarma. El camariñán tampoco tenía licencia de pesca recreativa, por lo que, además de la denuncia por incumplir el confinamiento, también se le ha denunciado por incumplir la Ley de Pesca de Galicia.

Le fueron requisadas las capturas que fueron destruidas y retornadas al mar, pues por la situación del coronavirus se decidió no entregarlas a ningún centro benéfico. Además, de procedió a la incautación del material utilizado para la pesca, que será entregado a la Xunta.