La primera teniente de alcalde del Concello de Laxe da el salto a la política autonómica como número 4 de la lista socialista por A Coruña.

¿Cómo ha llevado estos días de campaña a las elecciones autonómicas?

Muy ilusionada. Estamos trabajando un montón por Laxe y por toda la comarca. Todos estamos muy ilusionados porque creemos que el momento es este, que la sociedad reclama un cambio.

¿Qué ha percibido en la calle durante estas semanas?

Lo que percibo es mucho desanimo, desilusión, desencanto. Eso se lo debemos al PP. Por cada euro que se llevaron, se llevaron algo mucho más importante: nuestra ilusión. Nos dejaron en el conformismo y eso me da mucho pena. La resignación de la gente de que esto es así y que hay que aguantarse.

¿Cuáles son los principales problemas de la comarca a los que debe dar respuesta el próximo gobierno de la Xunta?

En primer lugar, al problema demográfico. Galicia se está quedando vacía, y la gente que se queda es muy mayor. Lo vemos cuando hacemos el reparto por las casas. Para solucionarlo hay que empezar con un plan de empleo para recuperar el empleo entre los jóvenes, algo que ya llevamos en nuestro programa. Sabemos que la gente está muy preocupada por las pensiones, y es normal, pero es que si los jóvenes se van, nadie cotiza. También tenemos que recuperar el nivel de la educación, porque en estos años de gobierno del PP hay casi 100 plazas de profesores menos; de hecho, en Laxe no tenemos profesor de informática cuando ves que en otros centros se introducen las tabletas, los ordenadores, nuestros niños ni pueden aprender informática. En la sanidad tenemos un problema muy gordo con el Hospital de Cee que está en riesgo de acabar siendo un ambulatorio. Y la pesca, con el problema de las cuotas…

La laxense defiende que hay que parar la emigración de los jóvenes

Supongo que si llega a conseguir un escaño en el Parlamento el problema de los áridos en Laxe será uno de los primeros que ponga sobre la mesa.

Sí, claro. Tengo un compromiso muy fuerte con la gente de Laxe y con el problema de la playa y el puerto, porque es un problema de seguridad para la flota. Voy a luchar por eso y también por el saneamiento, por el centro de día, muchas cosas… porque la verdad es que Laxe lleva años abandonado por la Xunta.