Después de la sustitución del césped que se realizó hace ya más de dos años, el campo de fútbol carballés de As Eiroas volverá a ser objeto de una importante actuación que permitirá mejorar los vestuarios, el exterior y la capacidad de público.

El proyecto que el Concello de Carballo realizará el próximo año (o en 2020, dependiendo de cuánto tarde en salir la obra a contratación), fue presentado ayer por el alcalde, Evencio Ferrero, y el concejal de Deportes, Marcos Trigo, en una comparecencia pública en la que también estuvieron presentes el presidente del Bergantiños, Luciano Calvo, y el tesorero del club carballés, Juan Lorenzo.

Para Calvo esta nueva obra en el campo de As Eiroas “é un bo regalo de Reis. Estamos moi contentos”. Señaló Trigo que los más de 532.000 euros que se invertirán en el campo carballés servirán para ampliar los vestuarios “que teñen case vinte anos e foron concibidos para un campo con outras dimensións e outras necesidades”. A su vez, se construirá una nueva grada con una capacidad de 300 personas en el fondo norte.

Esta nueva grada acabará con los problemas de logística que se presentaban para determinados eventos, en los que era necesario instalar una grada supletoria. Pero, además, la ubicación de esta nueva grada servirá de refugio para el viento del norte, algo muy importante para los espectadores, especialmente en el otoño y en el invierno.
Que se sitúe en el fondo norte también permitirá que en los campeonatos de alevín el público esté más cerca del campo. Por último, se reurbanizará el exterior, mejorando los accesos al campo.

Consenso con el club

Como destacaron en la comparecencia, este proyecto nace del consenso entre el Concello y el Bergantiños CF. En este sentido, el regidor local indicó que las mejoras darán respuesta a la proyección del fútbol carballés.

“É un dos clubs –el Bergantiños– con máis licenzas de Galicia, 510 neste momento, e dende o Concello de Carballo temos que ser sensibles ás necesidades dunha entidade que usa a diario unha instalación, e con tanta intensidade de uso coma As Eiroas”, destacó Evencio Ferrero.
Luciano Calvo reconoció el gran “espírito de colaboración” demostrado por el gobierno municipal en los presupuestos municipales y también en la “atención diaria” que se presta al club.

Ciudad deportiva

Pero Calvo también está pensando en el futuro. Comentó que de seguir el crecimiento actual del Bergantiños y de las Escolas Luis Calvo, será preciso plantearse seriamente la construcción de una ciudad deportiva que dé respuesta a las necesidades de un club con más de 500 licencias.
La ciudad deportiva, propuso, tendría que tener una situación más urbana que repercuta en la economía local. Mientras llega el momento, se dará solución a las necesidades actuales del campo de As Eiroas.