El Partido Popular, Terra Galega y el Partido Socialista de Carballo decidieron unir fuerzas para exigir que se le dé una solución definitiva a los incidentes registrados en los bolardos de la Desiderio Varela. Los tres grupos municipales  registraron una moción conjunta –que presentaron ayer en rueda de prensa– en vista de que cuando suceden los incidentes “se culpa a los conductores cuando falta información y señalización”, según la portavoz centrista, Estefanía Canosa.

En la moción los portavoces municipales piden sensores que impidan que los bolardos de la Desiderio Varela se eleven cuando hay un coche en su área, señales informativas luminosas y una ordenanza que regule la existencia de los mismos. Frente a las reiteradas críticas y la moción conjunta, el gobierno municipal  respondió poco después con una demostración técnica de cómo funcionan los bolardos y porqué los incidentes ocurridos desde su colocación no se deben a fallos técnicos sino a la imprudencia de los conductores.

Demostración

El técnico municipal José Manuel Facal se encargó de hacer la demostración que levantó expectación entre los viandantes y residentes de la calle Desiderio Varela. Explicó que los sensores ya existen y que están instalados en el suelo, tanto delante como detrás de los bolardos en un área de varios metros.

Con un coche de la brigada de obras demostró que cuando un vehículo está sobre el área de los sensores o sobre los bolardos, los mismos no se elevan y que, incluso cuando están subiendo, al detectar un peso sobre el mecanismo, automáticamente, bajan.

Los partidos de la oposición carballesa unen fuerzas para pedir una solución definitiva para los incidentes en los bolardos de la Desiderio Varela

Indicó que los sensores de los bolardos de la Desiderio Varela funcionan de la misma forma que los de un ascensor. Es decir, al igual que hay que esperar par a que las puertas del elevador se vuelvan a abrir una vez que están cerrando para entrar tras tocar el sensor, si los bolardos han empezado a subir, dejarán de hacerlo cuando los coches se ubiquen sobre los sensores que hay en el suelo, por lo que solo hay que detenerse y esperar hasta que bajen.

Así las cosas, incluso aquellos que tiran de picaresca e intentan acceder a la calle detrás de un residente que previamente bajó los bolardos, podrán hacerlo sin sufrir accidentes, siempre que tome estas precauciones; aunque se  arriesgan a ser multados si son detectados incumpliendo las restricciones horarias de circulación que hay en el vial.

Canosa (i.), Vila (c.) y Núñez piden una solución para los bolardos de la Desiderio Varela
Canosa (i.), Vila (c.) y Núñez piden una solución para los bolardos de la Desiderio Varela | LA PRENSA DE CARBALLO

Vila de Negreira y PXOM

Además de la moción de los bolardos, los tres partidos de la oposición presentaron otras dos iniciativas conjuntas para defender en el pleno relacionadas con las modificaciones del PXOM que está tramitando el gobierno municipal, con especial atención en un cambio concreto: el que afecta al desarrollo del vial que unirá la calle Vila de Negreria con Bértoa.

Sobre el PXOM, más que poner la lupa sobre las cuestiones técnicas, los portavoces criticaron ayer la “falta de cortesía institucional” –según la socialista Mari Carmen Vila– del gobierno carballés al preparar las modificaciones del Plan Xeral sin convocar a los grupos para explicar el alcance de las mismas. “No es una obligación del gobierno, pero sí una falta de cortesía”, apuntó Vila.

Núñez fue mucho más crítico. “Es evidente que hay un cierto grado de prepotencia  del gobierno municipal”, dice, y hace referencia al “rodillo” de la mayoría absoluta del BNG.

PP, PSOE Y TEGA exigen que se mantengan como están las medidas del ancho de la prolongación de la calle Vila de Negreira y que se convoque a la comisión de urbanismo para informar sobre las modificaciones del PXOM

Por eso piden que se convoque a la comisión informativa de Urbanismo para que los técnicos expliquen las modificaciones.  “Solo pedimos la justificación técnica y jurídica de las modificaciones. A nosotros la palabra de Evencio y de Milagros Lantes no nos sirve”, zanjó Canosa.

Recuerdan, además, que los cambios que están ahora en evaluación ambiental no son solo técnicos sino que afectan a los intereses de varios vecinos.

En relación a la Vila de Negreira, sostienen los portavoces que “no le encontramos sentido a que se modifique el vial cuando esta avenida se incluyó en el PXOM con 20 metros y que ahora lo pasen a 16 es curioso”, declaró la socialista destacando que el desarrollo de este vial es fundamental para Carballo y que la modificación de su diseño lo retrasará entre uno o dos años.

Réplica

El gobierno también salió al paso de estas críticas. Sobre el Plan Xeral reconocieron que pudieron pecar de falta de cortesía al no informar en comisión a los portavoces –”que tenemos constancia que hablaron todos ellos con los técnicos y conocen perfectamente los cambios”, dijo el edil de obras Lois Lamas–, pero insistieron que se trata de un tema de gestión propuesto por los técnicos.

En referencia a la prolongación de la Vila de Negreira, explicaron Ferrero y Lamas que el cambio de su ancho de 20 a 16 metros obedece a una propuesta técnica para que todo el vial mantenga las mismas dimensiones tanto en suelo rústico como en urbano. La modificación en el PXOM ya se iba a realizar para darle salida al vial hasta la carretera comarcal por lo que, aseguran, con el cambio del ancho “no se dilata el desarrollo de la vía”, afirma Ferrero