Tras la aprobación del PXOM que tendrá lugar la próxima semana el gobierno carballés se pondrá manos a la obra para sacar adelante la contratación de las obras de humanización de la calle Martín Herrera del centro urbano.
Hace ya varios días llegó al Concello la certificación de la aprobación del convenio entre la municipalidad y el Arzobispado de Santiago para ceder parte de los terrenos del atrio de la iglesia San Xoán Bautista a los que afectará la obra, que era el último trámite necesario para poner en marcha la contratación.
Según explicó la concejala de Contratación, Milagros Lantes, después de que el PXOM vaya a pleno los técnicos del departamento comenzarán a redactar los pliegos, aunque considera que será un trabajo que llevará poco tiempo porque “sabemos xa o que hai que facer”.
Las mejoras sin coste adicional que se incluirán en el contrato ya están valoradas y ahora falta definir cuáles serán los criterios de adjudicación, entre lo que primará el aspecto económico, avanzó la concejala. No obstante, dependerá de la carga de trabajo del departamento que la licitación se realice este año.