El entorno del Fórum Carballo seguirá cambiando en los próximos meses con la reurbanización de las calles Xílgaro, Luis Braille y Enxeñeiro Barreira que ejecutará el Concello este año y que supondrá la ordenación de los aparcamientos y también la creación de más zonas verdes.

El proyecto técnico de la obra elaborado por Taller de Estrategias Ciudadanas –que actualmente está en licitación– prevé la creación de 83 plazas de aparcamiento frente a las 107 que hay en la actualidad. La reducción se debe a que se eliminan la mayoría de las zonas de estacionamiento que hay en el entorno de la rotonda de acceso al Fórum (dejando solo tres en el margen derecho de la entrada de la calle Xílgaro), y todas las que hay en la calle Enxeñeiro Barreira.

A lo largo de la calle Xílgaro y en sus dos márgenes habrá 38 plazas de aparcamiento en línea regulares y dos plazas adaptadas. En tanto, en la calle Luis Braille habrá 33 aparcamientos en línea y otras siete plazas en batería en su zona más alta.

La pérdida de aparcamientos llevará aparejada el aumento de las zonas verdes del entorno, que al finalizar la obra abarcarán más de mil metros cuadrados entre las zonas ajardinadas que se crearán en el inicio de la calle Xílgaro, cerca de la rotonda y en varias zonas de las calles objetos de actuación. En estas “illas verdes” en las que además de césped se plantarán árboles y se instalará mobiliario “para o uso e lecer dos veciños”.

Condicionantes

Uno de los condicionantes tomados en cuenta por los arquitectos para rediseñar el espacio es la “arraigada condición de Campo da Feira” que tiene el entorno del Fórum.  En este sentido, se incorporará  una banda de protección verde  con “retícula de formigón prefabricada que permitirá o crecemento de especies vexetais”, que separará las aceras de la calzada y servirá para que se instalen los puestos de venta ambulante.

Además de la renovación de los tuberías de los servicios urbanos, la propuesta general para la reurbanización del entorno es la creación de una plataforma semi-segregada con un carril de sentido único –de acceso por la Luis Braille y salida por la Xílgaro–, aparcamientos a ambos lados, ampliación del espacio para peatones y de las zonas verdes que “permitan unha certa continuidade da rede verde entre o Parque da Milagrosa e a contorna menos consolidada da cidade”.

En definitiva, lo que se busca el proyecto es adoptar una estrategia única para el entorno para “configurar un espazo substancialmente continuo e flexible”.