La actual junta directiva de TEGA de Carballo que encabeza el histórico político Manuel Andrade ha dado un paso atrás y dejado en manos de la Dirección Nacional del partido la elección del nuevo equipo rector en el municipio carballés.

Después del fallido intento de renovar la directiva la noche del viernes –en la que no fue aceptada la candidatura de Andrés Eirís ya que se presentaba en solitario y sin equipo, además de no estar presente en la reunión– la Dirección Nacional de Terra Galega celebró ayer una reunión en Carballo –que ya estaba prevista– en la que, fuera del orden del día, se discutió la situación actual del partido en el municipio. En el encuentro, Andrade y su equipo pusieron a disposición sus cargos  “para que hagan lo que consideren conveniente” porque tal y como está la situación “no nos parece oportuno continuar”, explicó el político carballés que también puso a disposición su cargo como vicesecretario general de TEGA.

La salida de Andrade no es inmediata. A petición del propio secretario general los directivos actuales mantendrán las potestades operativas. “Aguantaremos los papeles”, dice Andrade hasta que la Dirección Nacional se reúna de nuevo el 2 de junio con una decisión final. Hasta entonces “somos un peón cumpliendo los requisitos reglamentarios” pero, oficialmente, “damos por terminado nuestro trabajo”.

Difícil consenso

La idea del secretario general Guillermo Sánchez es llegar a un consenso entre los bandos opuestos que hay ahora mismo en TEGA de Carballo para conformar la nueva junta directiva, pero desde ambos lados lo ven muy complicado.

“No lo veo posible, porque se ha llegado a las descalificaciones personales”, dice Andrade. El actual presidente de TEGA de Carballo defiende que “lo hemos hecho todo perfectamente reglamentado”, desde las cuentas hasta el censo de militantes que, asegura, están al día.

El equipo liderado por Manuel Andrade da un paso atrás y puso ayer los cargos a disposición del partido, que será el encargado de nombrar a la nueva junta directiva de TEGA de Carballo

Con respecto a los tres concejales centristas de la corporación que conforman el bando contrario, Andrade afirma que “no han seguido nunca las recomendaciones ni han preguntado cuál es el pensamiento del partido. Hasta ahora no han entendido que el partido es mucho más que tres concejales”. “Hacen lo que les da la gana y no nos parece bien cómo están actuando”, zanja.

Precisamente su línea en la oposición es lo único que no está dispuesta a negociar la otra parte en disputa. Lo dejó claro ayer la actual portavoz de TEGA en la corporación de Carballo, Estefanía Canosa: “La línea de oposición no la vamos a cambiar. Los tres concejales no somos floreros y no vamos a hacer lo que él (por Andrade) quiera”. Por eso Canosa también considera que es “muy complicado” llegar a un acuerdo para nombrar una nueva directiva. “Si la Junta Nacional dice que tenemos que seguir la línea de oposición que marca Andrade, nos plantearemos renunciar y pasar a los no adscritos porque ponemos por delante nuestro programa a las siglas del partido”, sentencia.

La portavoz califica el enfrentamiento que se produjo en la asamblea como “lamentable” y dijo que los ediles se sienten “traicionados por Manuel Andrade porque en varias ocasiones se reunió con Evencio Ferrero (el alcalde carballés) para malmeter en temas relacionados con la mesa de contratación, en donde hay un jaleo importante”, denuncia.

Andrade: “No han presentado una candidatura seria”

Al respecto de la postulación de Andrés Eirís para presidir la junta directiva de TEGA de Carballo, Andrade aseguró: “Hemos abierto una proceso con toda la transparencia y no han presentado una candidatura seria”. Considera que tal y como se postuló Eirís, sin estar presente, a través de un escrito y sin un equipo mínimo de personas para conformar la directiva, “no hay garantías de futuro ni de nada”. “No se le puede dar todo el poder del partido en Carballo a un solo señor. Al menos que presente a un secretario y a un tesorero”.