El Punto Limpio carballés recogió en 2015 casi 1.200 electrodomésticos

243

El Punto Limpio de Carballo es un servicio municipal que cada vez está siendo más usado por los vecinos para depositar los desechos que no se pueden arrojar al contenedor. Prueba de esto son los 1.198 electrodomésticos que se recogieron en el espacio del polígono de Bértoa a lo largo del pasado año, que fueron llevados por los propios vecinos o, en otros casos, se depositaron haciendo uso del Punto Limpio Móvil, el servicio de recogida gratuita.

Entre estos electrodomésticos, 705 están catalogados por la empresa concesionaria del servicio, Urbaser, como aparatos eléctricos y en esta categoría se incluyen desde las lavadoras hasta termos calentadores –incluyendo pequeños electrodomésticos–, mientras que otros 71 son neveras y congeladores y 422 son solo televisores.

De estos electrodomésticos que entraron al Punto Limpio, 422 son televisores

Al igual que sucede con otro tipo de residuos, los depósitos realizados en el Punto Limpio evidencian los hábitos de consumo de los carballeses. Por ejemplo, enero fue el mes en el que más electrodomésticos se recogieron durante 2015 (el 16% del total) lo que refleja la costumbre de renovar los equipos domésticos en Navidad y desechar los viejos, frente al resto de los meses en los que la recogida de estos residuos desciende prácticamente a la mitad.

Sin embargo, los electrodomésticos no son el tipo de residuos que más se depositaron el pasado año en el Punto Limpio de Carballo. Solo en escombros el servicio municipal gestionó 14.180 kilos el pasado ejercicio, buena parte de ellos (cerca del 61%) durante el segundo semestre del año. Solo entre octubre y diciembre en las instalaciones del polígono entraron más de 4.500 kilos de escombros.

En desechos de madera se depositaron otros 14.017 kilos y de plástico duro fueron 8.930 kilos. Asimismo, Urbaser recibió en el Punto Limpio 7.640 kilos de chatarra y 3.190 kilos de cartón.

El servicio municipal de recogida de basura también gestionó el pasado ejercicio más de 1.300 unidades de residuos considerados peligrosos pero que tienen un uso doméstico como los aerosoles (114 unidades), los cartuchos de tinta (168), los tubos fluorescentes (328), las pinturas y barnices (270) o los envases contaminantes, que fueron 442 unidades. A éstas se suman los 3.076 kilos de vidrio y cristal y las 964 unidades de residuos voluminosos.

Más de 650 litros de aceite doméstico

En el Punto Limpio se reciclaron el pasado año más de 650 litros de aceite doméstico. Cabe recordar que este tipo de material está considerado como peligroso por lo que no se puede depositar en los contenedores normales (solo en los naranjas habilitados para el reciclaje de aceite) al igual que sucede con el aceite mineral del que se depositaron 564 litros. Las pilas y las baterías también deben ir a colectores especiales y en este caso se recogieron más de 362 kilos.