Este verano Carballo se quedará por primera vez en mucho tiempo sin cubrir todas las plazas de socorristas acuáticos. Cerrada la segunda convocatoria y las listas ya definitivas solo hay tres candidatos para las diez plazas de socorristas y cinco para las mismas plazas de técnico de primeros auxilios convocadas para el servicio de socorrismo.

De superar todos el proceso selectivo, Carballo tendría 23 socorristas, doce menos de los que en un principio estaban previstos, que contarían con el apoyo de los técnicos de primeros auxilios en las labores de botiquín hasta que termine el verano. Y es que no con lo avanzada que está ya la temporada de baño el responsable de Protección Civil de Carballo, Javier Souto, descarga abrir una nueva convocatoria para completar las plazas restantes. “Nos adaptaremos con lo que hay”, comenta Souto.

Cinco zonas de baño abiertas

Hasta ahora el servicio ha tenido que trabajar bajo mínimos. Afortunadamente para los socorristas, los días de playa del último mes han sido pocos, pero en jornadas como las del fin de semana el esfuerzo del personal y del Concello ha sido importante.

En este sentido, recuerda el jefe de la Unidad de Salvamento que el plan de prevención de las playas de Carballo está diseñado para 35 socorristas y que, con la falta de efectivos, los días libres, las vacaciones, etc, no queda más remedio que ajustarse a lo que hay y mantener cerradas algunas zonas de baño del litoral carballés, como sucedió este sábado en A Cabreira.

Con el personal disponible hasta ahora “cubrimos las zonas principales y las secundarias quedan sin cubrir”, informa Souto. Concretamente, en la actualidad están abiertas cinco de las ocho zonas de baño: dos de las cuatro que hay en Razo, otras dos en Baldaio-As Saíñas y una en Pedra do Sal y con las nuevas incorporaciones se valorará la apertura de alguna más.

Además, algunas áreas cercanas a las zonas de baño abiertas se están vigilando con prismáticos –por ejemplo, en Razo– pero al no contar con socorristas, Souto recuerda a los bañistas que por responsabilidad deben bañarse en las zonas que están acotadas y que cuentan con el servicio municipal. Aquellos que acudan a los arenales que ya de entrada no tienen servicio de socorrismo como Leira y Arnela, deben extremar las precauciones.

Próximas temporadas

Las complicaciones para completar el servicio de socorrismo que van a peor año tras año hacen pensar en el futuro del servicio municipal. Y esto no solo pasa en Carballo, sino en el resto de los concellos costeros gallegos que también han tenido problemas para completar las plazas, como en Malpica en donde por primera vez este año fue preciso realizar tres convocatorias para cubrir las plazas disponibles, o en Laxe donde hasta el último día no pudieron contar con los cinco efectivos concedidos por la Xunta.

En este sentido, Javier Souto reflexiona que la escasez de socorristas hoy en día no se debe a los cursos o a los salarios, sino a la temporalidad del trabajo. “Es un trabajo estacional que dura tres meses” y los jóvenes no se animan “no sé muy bien porqué” a acceder a este tipo de profesión. “Antes éramos 70 para 15 plazas y ahora 16 para 35”, comenta el jefe de Protección Civil.