La curva ascendente de infectados por coronavirus en España y en Galicia también se está notando en la Costa da Morte, en donde en menos de una semana han aumentado los afectados por el Covid-19 hasta superar la veintena en Fisterra, Santa Comba, Muxía, Cee, Carballo, Malpica, Camariñas y Coristanco, según diversas fuentes. La mayoría de los infectados se encuentra en aislamiento en sus domicilios, pero hay diez casos que están ingresados en Cee, A Coruña y Santiago.

Siete de los ingresados están en el hospital Virxe da Xunqueira de Cee. Tres de ellos son pacientes de avanzada edad infectados en viajes del Imserso. Uno de ellos es el fisterrán de 72 años, que fue el primer caso de Covid-19 detectado en la comarca, que contrajo el virus en un viaje a Cataluña. Después de una semana continúa ingresado y evoluciona favorablemente, indican fuentes sanitarias. Los otros dos casos son una pareja, también mayor, vecinos de Arou (Camariñas) que de la misma manera que el fisterrán se infectaron en un viaje del Imserso, pero en este caso, en la zona de Levante. Al sufrir los síntomas típicos de la enfermedad le fueron practicada las pruebas y al dar positivo quedaron ingresados.

En el CHUAC coruñés hay dos vecinos ingresados: el vicepresidente de la asociación Vieiro de Carballo, que anunció él mismo la pasada semana que estaba ingresado por dar positivo en coronavirus. “Agardo que esto pase para todos o antes posible e lamentar os que xa non están con nós. Veñen momentos duros, pero entre todos podemos”, señaló a través de sus redes sociales, en las que además agradeció al personal sanitario “pola súa labor”. También está ingresada por coronavirus en el complejo hospitalario coruñés una vecina de Coristanco, de avanzada edad.

En el Hospital Clínico de Santiago está ingresada una de las seis personas infectadas por el virus en Santa Comba.

Protocolos

En vista del aumento de casos de infectados en la comarca, algunos concellos han intensificado los protocolos para frenar la expansión del coronavirus, así como los métodos y líneas de actuación a seguir para ayudar a las vecinas y vecinos en estado de vulnerabilidad. En Vimianzo, la comisión de seguimiento del coronavirus decidió continuar con la desinfección en las 14 parroquias del municipio, haciendo especial hincapié en las entradas de los supermercados, PAC, farmacias, entidades bancarias y resto de espacios de más concurrencia. El equipo de Protección Civil realizará estas tareas a turnos, en horario de mañana y tarde. 

Además, se acordó la reorganización del servicio de atención especial a domicilio también en todas las parroquias, en coordinación siempre con Protección Civil y Servicios Sociales. Ante las situaciones de vulnerabilidad o urgencia, ya que pueden existir casos de personas que viven solas, el Ayuntamiento pone la disposición el servicio para trasladarle a su domicilio alimentos o medicación. En el segundo caso, recuerdan fuentes municipales a los vecindario que el Centro de Salud dispone de una línea telefónica directa para consultas o solicitar recetas de manera directa, sin tener que acudir de manera presencial, en los teléfonos 981 71 72 21 y 981 70 74 17. Asimismo, se plantearon una serie de criterios a seguir en el tratamiento y medidas de refuerzo para los casos de violencia de género. Se parte de la base de que este período de confinamiento puede agravar la situación de las víctimas al pasar más tiempo con el agresor. 

En relación al aforo de los supermercados, se acordó con las gerencias individualizar los casos, atendiendo a las recomendaciones establecidas por los organismos competentes en materia sanitaria, en los que se limitará la capacidad en función de su tamaño.