San Xoán y el verano ya están aquí. Así lo anunciaron ayer al mediodía las bombas de palenque que sonaron para recordar a los carballeses el inicio de la semana grande de las fiestas parroquiales y también del solsticio de verano y así también se encargó de recordarlo el físico y divulgador baiés Jorge Mira, que este año actuó como pregonero de las fiestas de San Xoán.

“Tedes a festa colocada de marabilla no calendario: xusto no inicio do verán”, aseguró Mira durante  su ameno discurso en la Praza do Concello para después, con toda la precisión científica que lo caracteriza,  continuar: “O día máis longo do ano, con 15 horas e 21 minutos de luz. O sol poñerase ás 22.18 pero é que a última luz crepuscular non se irá ata as 0.36. O bonito ademais é que o primeiro crepusculo de mañá será ás 4.39, co cal a noite absoluta de hoxe só durará 4 horas!”.

Fue de las pocas licencias científicas que se tomó Jorge Mira en su discurso en el que prefirió contar el impacto que Carballo tuvo en la educación y en la vida de un chaval de aldea  que se bañaba “nun balde das vacas con auga que se calentaba no pote” y que más de cuarenta años después se codea con premios Nobel y que “hoxe estou aquí, subido ao palco dunha festa colosal a que sempre sentín asombro polo seu tamaño”, lo que a la vista de personas de cierta edad, como su madre, es toda una “imaxe simbólica da mellora social que tivemos os nenos dos anos 70 grazas ao sistema público de educación da época”.

“Débeda con Carballo”

Y es que para Jorge Mira el pregón fue una oportunidad para señalar “o importante que foi Carballo para multitude de persoas da miña xeración que non somos de aquí” y cómo él, en particular, está en “débeda con Carballo, que se cruzou na miña vida no momento no que medraba académicamente e tamén de corpo”.

A partir de allí su pregón estuvo lleno de anécdotas de un chaval de 13 años “que nunca saíra da casa” y que a comienzos de los años ochenta empezó el instituto en Carballo a donde llegada tomando todos los días a las ocho de la mañana el Transporte Finisterre.

“Con diferentes matices, a situación foi máis ou menos análoga para a rapazada de Laracha, de Malpica, de Corme, de Ponteceso… Eses rapaces puidemos ter  sorte e que nos tocase un mal sitio… pero tivemos moita sorte e tocounos Carballo, cunha xeración de xente capaz, profesores capaces, de cultura do esforzo e con todo por descubrir”, manifestó. Porque “aquel Carballo dos anos 80 era o noso Facebook, o noso Instagram. Nada do que veu despois foi mellor rede social”.

El físico y divulgador baiés Jorge Mira dio ayer el pistoletazo de salida a la semana grande de las fiestas de San Xoán con un pregón lleno de recuerdos en el que destacó la importancia que tuvo Carballo en la educación y en la vida de chavales de aldea de toda una generación

En su discurso no faltaron nombres propios como el de Xosé Buño –”o primeiro carballés ante o que quedei admirado”–, o los profesores Carlos Puga –”que me daba inglés e me flipaba co seu estilazo”– y José María de la Viña Varela, “que tantas vocacións científicas axudou a perfilar”.

Y así hasta el día de ayer, en el que fue pregonero de San Xoán en uno de esos días “ nos que apatecería poñerse no cumio dos depósitos de auga ao lado do instituto Alfredo Brañas, que son como o Everest de aquí, para contemplar esta vila na súa totalidade co maior brillo solar do ano e darlle o abrazo que se merece. Vivan os días de luz!, Viva San Xoán! Viva Carballo!”, finalizó.

Sigue la fiesta

El pregón de Mira fue el pistoletazo de salida oficial de la semana grande de las fiestas, en las que ya ayer hubo música. Fue la de la banda juvenil del Conservatorio de Música de Carballo y la de Big Band de Jazz, que se encargaron de amenizar la espera del pregón en una calurosa tarde. En los actos de apertura de las fiestas también intervinieron, como manda la tradición, la presidenta de la comisión de fiestas, María José Souto, y el alcalde, Evencio Ferrero, que animaron a los carballeses a participar y a disfrutar de los festejos.

El programa de la semana grande de San Xoán seguirá hoy. Los gaiteiros de Arume se encargarán del pasacalles a partir de las 12.30 horas y por la noche se realizará la primera gran verbena con las orquestas Trebol y Compostela a partir de las 22.30 horas. Mañana sábado, víspera de San Xoán, será el aquelarre en la “Eira das meigas” en el Monte Neme y el concurso de cachelas que tiene 1.800 euros en premios.