La estrategia de mejora y gestión del espacio público urbano y de movilidad que está elaborando el Concello de Carballo propone la implantación del sentido único, en un período máximo de cuatro años, de la calle Fomento.

Esta medida está contemplada en el apartado específico del Plan de Tráfico con el objetivo de “reducir o uso do vehículo privado no centro urbano e, doutra banda, reducir a velocidade dos desprazamentos en vehículo privado, fomentando así os desprazamentos máis sustentables e seguros”. El sentido de circulación que se propone en esta vía es de salida del casco urbano hasta la confluencia con las calles Vicente Risco y Mahón, y enlazaría, a su vez, con la futura senda peatonal y ciclista de A Revolta.

Otros ámbitos con sentido único

En realidad, la incorporación del sentido único a medio y corto plazo no afectaría solo a la calle Fomento, sino a todo el entorno de la Praza de Galicia.

Este ámbito será objeto “dunha remodelación e quedará un carril de circulación”, según adelanta el documento estratégico en elaboración, lo que supondrá que en el futuro solo accederán a la Praza de Galicia los vehículos que circulen desde el barrio de A Milagrosa y todo el tramo por el que actualmente acceden los coches en sentido contrario para doblar en la calle Iglexa, sería peatonal. Los coches que accedan a la Praza de Galicia tendrán salida por la calle Ponte y la Fomento.

No obstante, son más (seis) los ámbitos en los que se establecerán calles con sentido único de circulación rodada en los próximos dos y cuatro años. Donde antes se ejecutará esta medida es en el entorno del Fórum Carballo, concretamente el próximo año. Cabe recordar que actualmente está en contratación la obra de reurbanización de esta zona que afectará a las calles Xílgaro, Luis Braille y Enxeñeiro Barreira, haciendo que las dos primeras sean de sentido único.

Entorno del Fórum Carballo | DIARIO DE BERGANTIÑOS

En la memoria del proyecto se establece que los coches entrarán a la zona del Fórum desde la avenida da Milagrosa por la Luis Braille y saldrán por la Xílgaro. Asimismo, se propone el sentido único para las calles del entorno de los juzgados “enfocados a facilitar o desaloxo da zona e a que o tráfico de axitación sexa baixo”. A este ámbito se seguirá accediendo desde las avenidas da Milagrosa y Fisterra.

La misma propuesta se plantea para la zona del Pazo da Cultura y del Tanatorio con el objetivo facilitar el acceso a la zona de aparcamiento y reducir los movimientos conflictivos, de manera que la circulación sea más fluida. “Ademáis –razonan los redactores– se gaña espazo para o tránsito das persoas camiñando; dende eiquí se enlaza co itinerario peonil e ciclista ao centro educativo Monte Neme”.

La quinta zona afectada sería la de la avenida das Flores, en concreto, todas las calles comprendidas entre esta avenida y la calle Fábrica con el objetivo de favorecer la entrada y salida de los residentes. A su vez, tendrían sentido único las calles Muíño, Darwin, Mendel, Laracha (que se reurbanizará el próximo año– y Alfredo Brañas, mejorando la ordenación del tráfico en la zona del ambulatorio.

La propuesta detallada es que la rúa Darwin tenga sentido único hacia la calle Vázquez de Parga, ya que el cruce del semáforo en la Praza de Vigo permite la incorporación sin problemas de circulación. El sentido hacia el centro de salud se haría por la calle Laracha, que se incorporará a la rúa Muíño, canalizando la salida de los vehículos hacia Razo.

La calle Alfredo Brañas, por su parte, pasaría a tener sentido único desde la calle Perú en dirección a la Vázquez de Parga, en el tramo que accede de manera segura a través del cruce del semáforo.

Propuesta a largo plazo

La estrategia también prevé otras medidas a más largo plazo (ocho años) para poner en marcha una vez que se lleve a cabo la prolongación de la Vila de Negreira hasta la travesía de Bértoa.

En este caso, los redactores ponen la lupa en la calle Gran Vía y, más específicamente, en la reducción del tráfico pesado por el centro, desviándolo por la avenida da Milagrosa y por la Vila de Negreira

Explican los redactores en la memoria que “para desincentivar o paso a través do centro do casco urbano do tráfico en xeral e do pesado en particular, se propón que a rúa Gran Vía teña sentidos de circulación opostos”. Así, entre la calle Sol y la Grabador Manuel Facal, la calle tendría subiría en sentido norte –tal y como está ahora– y en el resto de la vía hasta la rotonda de la avenida de Bértoa los coches circularían hacia abajo (sentido sur), hasta el mismo cruce de la Grabador Facal. “Deste xeito non se poderá utilizar esta vía como paso a través do centro do casco urbano”, concluyen los redactores de la estrategia de movilidad.