El Concello de Carballo no tendrá noticias sobre la concesión de los fondos europeos solicitados para desarrollar varios proyectos dentro de la estrategia DUSI hasta que no se conforme el nuevo gobierno del Estado. Según confirmaron al Concello desde el Ministerio, los proyectos ya están valorados técnicamente, pero solo falta el visto bueno definitivo que no llegará hasta que el Congreso elija al nuevo presidente del Gobierno, una cuenta atrás que comenzó ayer con la constitución de las Cortes.

Cuando el gobierno municipal presentó los proyectos al Programa Operativo de Crecimiento Sostenible del Feder estimaba que la resolución de la concesión de los fondos se daría a conocer en el mes de mayo. Sin embargo, la fallida legislatura anterior ha demorado más de lo esperado el reparto de los 82 millones de euros que el programa europeo destina a Galicia y al que optan en concurrencia competitiva otros ayuntamientos con más de 20.000 habitantes.

El Concello sigue pendiente del ingreso de los fondos europeos del Anllóns-Bardoso

Otro tanto sucede con el pago de las últimas dos certificaciones del proyecto Anllóns-Bardoso que el Concello lleva esperando desde el pasado otoño. Hasta ahora el Ministerio solo ha abonado a las arcas municipales 1,6 millones de la subvención del Feder, y no parece que el dinero restante llegue hasta que se forme el nuevo gobierno.

Así las cosas, la demora en la constitución del Ejecutivo está parando la llegada de millones de euros al municipio, al menos de casi dos millones que son los que debe el Estado, a lo que se sumará todo lo que se apruebe de la estrategia DUSI, un importe aún por concretar.

Al respecto de esto último, el Concello opta al máximo de subvención posible (seis millones de euros), para lo que presentó proyectos en cuatro de los epígrafes que se financian con el Programa Operativo de Crecimiento Sostenible del Feder, con el objetivo de tener el mayor número de puntos y de subvención. No obstante será muy difícil que se concedan esos seis millones de euros para las distintas actuaciones que tendrán que estar ejecutadas y certificadas antes de 2022. Del importe solicitado, 1,62 millones de euros se destinarán a medidas de Inclusión Social; otros 1,44 millones serán para la eficiencia energética y 1,2 millones, para actuaciones centradas en el medio ambiente y en el patrimonio urbano.