El Concello de Carballo tiene abierto el plazo de información pública de la modificación puntual del PXOM que propone una nueva ordenación para el sistema viario que unirá la calle Vila de Negreira con la avenida de Bértoa.

El propósito del vial que prolongará la Vila de Negreira es mejorar la movilidad en el casco urbano de Carballo ya que permitirá desviar el paso del tráfico pesado que procede de Santiago y Ordes hacia A Coruña, evitando de esta manera que pasen por el centro y la zona escolar. Así, se reduciría “a posibilidade de accidentes e atropelos, mellorarase a calidade do aire, baixará a emisión de ruídos, e permitirá actuacións de humanización das rúas do Sol e Gran Vía, ao tempo que se facilita a circulación de vehículos”.

La mejora de la movilidad sostenible también se reforzará porque por este vial los ciclistas podrán transitar de forma segura por un carril bici de metro y medio de ancho previsto en la ordenación de una parte del calle, concretamente en la que discurre por suelo rústico (en O Ferradal) desde la calle Alfonso X O Sabio hasta la Carlos Díaz O Xesta. En este tramo de 16 metros de ancho también está prevista la construcción de amplias aceras y el carril de circulación, además de la plantación de elementos vegetales para separar el carril bici de la calzada y de la zona peatonal.

Suelo urbano

En el tramo que va por suelo urbano –la prolongación hasta la avenida de Bértoa por la calle Pintor Francisco Miguel– desaparece el carril bici debido a que el ancho de la vía disminuye hasta los 14 metros. En esta zona solo se construirán las aceras de metro y medio y el carril de circulación. A mayores esta sección incluye iluminación así como el servicio de recogida de aguas pluviales.

Esta modificación del planeamiento carballés establece la ampliación de una parte de la calle Pintor Francisco Miguel, que afecta a la parcela en la que se ubican la iglesia de Bértoa y el Cruceiro.

También se derribará el actual centro social y se ocupará una pequeña parte (cinco metros) en el que actualmente se localiza el tramo final del cierre de la parcela y una pequeña superficie destinada a jardín. No son estas las únicas edificaciones afectadas porque hay otra privada de carácter auxiliar y pequeña entidad, en suelo rústico, próxima al núcleo de O Fondal.

Regulación del tráfico

Para regular el tráfico y la velocidad de circulación la ordenación de este sistema viario prevé dos glorietas: una en la intersección con la calle Carlos Díaz O Xestal y otra en el cruce con la calle Alfonso X O Sabio. En un principio también estaba prevista la construcción de una rotonda en la carretera comarcal, pero la AXI –titular del vial– informó negativamente esta propuesta.

Durante dos meses todos los detalles de la ordenación de este vial podrán consultarse en la página web municipal o en el Concello y las personas que se consideren afectadas podrán presentar las alegaciones u observaciones que consideren oportunas.

La ejecución costaría casi 700.000 euros

La ejecución de este vial que unirá la Vila de Negreira con la avenida de Bértoa, según los técnicos, ascendería a 666.550 euros. A este importe habría que sumar el coste de adquirir los terrenos afectados mediante expropiación, que se estima de 187.584 euros, con lo que el presupuesto total del vial asciende a los 854.134 euros.

Con respecto a la propuesta original del Plan Xeral la estimación del coste del suelo se incrementa  en 164.292 euros, derivado básicamente del aumento de su superficie y de las indemnizaciones de bienes distintas del suelo. mientras que la estimación del coste de ejecución con respecto a la original disminuye en 41.252 euros.