La Dirección Xeral de Saúde Pública de la Consellería de Sanidade publicó recientemente la clasificación provisional que las zonas de baño de la Costa da Morte tendrán el próximo verano. En la comarca la tendencia sigue siendo la de la excelencia, con 34 de los 41 arenales de la Costa da Morte que arrojaron resultados excelentes en los analíticas del agua que realizaron los técnicos autonómicos entre los meses de mayo y septiembre del pasado año.

Hay concellos que destacan porque todas sus playas controladas son óptimas. Es el caso de Corcubión (Quenxe y Santa Isabel); Laxe (Arnado-Boaño-Traba, Laxe, Soesto y Traba); Muxía (A Cruz, Area Maior, Espiñeirido, Lourido, Nemiña y O Lago); A Laracha (las dos zonas de Caión); Dumbría (Ézaro); Cabana (Rebordelo) y Fisterra, con Corveiro, Langosteira, Ribeira y Sardiñeiro.

Es la segunda temporada que la playa de Sardiñeiro logra los mejores resultados en las pruebas, después de que la Xunta retirara en 2016 a este arenal del censo oficial de zonas de baño por sus reiterados problemas de contaminación microbiológica.  Si bien sigue fuera del censo, el arenal siguió controlado en los dos últimos años y tras estos buenos resultados obtenidos la Dirección Xeral valorará su inclusión, de nuevo, en el censo oficial.

Los  otros arenales de la Costa da Morte considerados excelentes por Sanidade son los carballeses de Pedra do Sal, Razo, Baldario y Saíñas; Areíña Branca, Area Longa, Arou, Loberias, O Ariño y O Lago, en la costa de Camariñas; Gures (Cee); A Ermida, Balarés, Niñons y Osmo, del municipio de Ponteceso.

Mejoras

Cabe destacar que con respecto a 2017 se evidencia una mejora en la calidad del agua de varios de estos arenales. Son playas que en esta última temporada tenían la clasificación de buena o suficiente y que lograron para el próximo verano la excelencia: Nemiña, Quenxe y la camariñana de O Ariño. También mejoraron la calidad de sus aguas las playas de Arnados (Carballo), Area Maior (Malpica) y Lingunde (Camariñas) que pasaron de ser clasificadas como suficientes a tener una calidad del gua considerada buena.

La pontecesana de Arnela continúa con la clasificación de buena, al igual que la de Seiruga, en Malpica, que entró en 2018 por primera vez en el censo oficial de zonas de baño de la Consellería de Sanidade, siendo un arenal cada vez más visitado en la localidad.

Insuficiente

Mientras unos arenales de la Costa da Morte repiten como excelentes y otras mejoran la calidad de sus aguas, hay arenales que mantienen un año más los problemas en la calidad de sus aguas. Es una concretamente: Lires, en Cee.

Los problemas de contaminación microbiológica en Lires llevan ya cinco años consecutivos. La última vez que los resultados de las analíticas dieron un resultado satisfactorio fue en 2013, y desde entonces la clasificación de insuficiente en el arenal es la norma. De hecho, en el verano pasado las muestras tomadas en este arenal ceense a finales de junio y principios de julio arrojaron los datos de contaminación microbiológica más altos de la provincia.

De continuar estos problemas en la calidad del agua en Lires la Xunta prohibirá el baño de forma permanente y dejará de considerarla zona de baño, como ya pasó con la playa de A Concha y  las camariñanas de Camelle y Area da Vila. En la también ceense playa de Estorde, la clasificación está pendiente de resolución del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

No obstante, los datos de la mayoría de las analíticas realizadas por Sanidade este verano en el arenal dieron resultados óptimos y cuando hubo subidas en la presencia de bacterias fecales, los niveles se mantuvieron dentro de lo aceptable para permitir el baño.