El pleno de la Diputación de A Coruña aprobó ayer por unanimidad la relación de obras y gastos a los que los concellos de la provincia destinarán los fondos correspondientes el Plan Único POS+ 2018. En la Costa da Morte, cerca del 58% del dinero que recibirán los ayuntamientos se utilizará para financiar un total de 66 actuaciones y el resto para hacer frente al gasto corriente, pagar a proveedores, reducir deuda y realizar aportaciones a otros planes.

El importe total que se destinará a obras supera los 7,78 millones de euros. Las actuaciones más importantes, al menos en coste, son la humanización de la calle Barcelona de Carballo, que costará casi 423.000 euros, y la remodelación del campo de fútbol de Fontela de Santa Comba, por un importe que supera los 417.000 euros. De hecho, el grueso de los fondos provinciales será usado, precisamente, para estos dos tipos de obras: mejoras viales y acondicionamiento de espacios y servicios públicos.

Concretamente, 5,8 millones de euros se invertirán en arreglar la capa de rodadura de pistas, calles y carreteras de la comarca, construir aceras, mejorar la accesibilidad o ejecutar sendas. Incluso hay concellos como Dumbría, A Laracha, Camariñas, Coristanco, Laxe, Ponteceso o Zas que invertirán los fondos solo en realizar mejoras vairias.

Espacios públicos y servicios

En tanto, las mejoras de espacios públicos y servicios costarán más de 1,5 millones de euros. En este caso, además de la ya mencionada remodelación del campo de fútbol de Fontela de Santa Comba figuran la segunda fase de la mejora del entorno del local social de Nantón y la mejora de espacios urbanos en Cesullas, ambos en Cabana; el soterrado de las líneas áreas en el entorno de la iglesia de Rus y la conservación y rehabilitación del Museo de Bergantiños y la biblioteca municipal (Carballo); la ampliación de la piscina del complejo deportivo González Laxe de Cerceda; la mejora de la iluminación en Fisterra; las mejoras en el parque infantil de la calle Patria Galega y las infraestructuras en Pedreiriña, en Malpica; la sustitución de la cubierta en el centro de interpretación de los minerales en Cerbán , la ejecución del forjado en el centro de interpretación del embalse de la fervenza de Orbellido y el acondicionamiento de la plaza de Baíñas, las tres en Vimianzo.

El pleno de la Diputación de A Coruña dio ayer el visto bueno unánime al Plan Único POS+ de 2018 cuyos fondos para la Costa da Morte superan los 13,4 millones de euros

Asimismo, son pocos los concellos que este año dedican fondos provinciales a las redes de saneamiento y abastecimiento. Son Santa Comba, que ejecutará el suministro de agua en la zona sur de A Pereira; Corcubión, que prevé la mejora del saneamiento y la pavimentación en la calle Salvador Allende y su entorno, y Cee, en donde se construirá la traída de agua de Sembra y el abastecimiento de A Pereiriña. Muxía es el único ayuntamiento de la comarca que no invertirá los fondos en obras, sino que irán a gasto corriente y otros planes.

Gasto corriente

Asimismo, prácticamente todos los concellos de la zona destinan cuantías importantes del Plan Único 2018 al gasto corriente. En total, para hacer frente al gasto de funcionamiento de los servicios municipales irán casi 4,1 millones de euros, el 30,3% del plan provincial.

El único ayuntamiento que no financiará su gasto con el dinero de la Diputación es Laxe que, además de a obras, destinará 219.924 euros a pagar a sus proveedores. Coristanco también pagará facturas por más de medio millón de euros a cargo del POS+ y Camariñas, Fisterra, Malpica harán lo mismo, aunque por importes mucho menores. Una parte del dinero de la Diputación se usará en Camariñas, Coristanco, Fisterra, Laxe, Ponteceso y Vimianzo para reducir deuda. El importe global en este concepto supera los 562.000 euros.