El número de robos con fuerza en domicilios aumentó en el primer trimestre del año un 57,1 por ciento en Carballo. Según el balance de criminalidad del Ministerio del Interior, entre enero y marzo se registraron en la capital de Bergantiños un total de once delitos de este tipo frente a los siete robos con fuerza en viviendas que hubo en el municipio en el mismo período de 2017.

Si bien en términos porcentuales los robos de domicilios carballeses son los que más aumentan entre los municipios gallegos de más de 30.000 habitantes, en números absolutos hay localidades en las que hubo más delitos de este tipo.

Por ejemplo, mientras que en Carballo las fuerzas de seguridad registraron once domicilios robados, en Arteixo fueron 18; en Oleiros, 19 y en Vilagarcía de Arousa, doce. A estos se suman los tres robos con fuerza en establecimientos comerciales y hosteleros u otras instalaciones frente a los ocho que hubo un año antes.

En el primer trimestre del año se registraron un total de 232 delitos en el municipio, un 4,5% más que hace un año. Aumentaron los robos con fuerza, los hurtos y los delitos sexuales y bajó la sustracción de coches

Asimismo, los hurtos y los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual también aumentaron en el municipio carballés en el primer trimestre del año.

Hurtos y delitos sexuales

En el primer caso, el balance de las fuerzas de seguridad del Estado recoge un total de 61 hurtos (un 13% más). Estos delitos que se producen aprovechando un descuido de la víctima, sin violencia ni coacción, se mantienen como los que más se registran en Carballo y, en general, en toda Galicia.

Comparado con el resto de los municipios gallegos de más de 30.000 habitantes que recoge el informe, Carballo es el primer ayuntamiento –después de las grandes ciudades–, junto con Vilagarcía, en el que más hurtos se cometieron en los primeros tres meses de 2018, más de cuatro por semana. Por debajo de Carballo están Oleiros (37), Ames (24), Arteixo (33) y Narón (36). Al respecto de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, hubo seis, frente a los dos contabilizados en estos meses del año pasado.

Robos de coches, en mínimos

A diferencia de los robos con fuerza y de los hurtos, la sustracción de vehículos sigue estando bajo mínimos en el municipio. Tras la reducción que experimentó este tipo de delitos a los largo de 2017 –del 50%– en el primer trimestre se mantuvo la buena tendencia, con solo dos sustracciones de vehículos en tres meses, frente a los cinco que hubo un año antes, lo que supone una disminución interanual del 60 por ciento.

Otros delitos que fueron a menos son los de lesiones y riñas, que se redujeron un 33%, mientras que no se registraron homicidios ni asesinatos consumados o tentativos, secuestros o agresiones sexuales con penetración. Hubo una denuncia por robo con violencia e intimidación y otro de tráfico de drogas. En total, los delitos en todo el trimestre fueron 232, un 4,5% a mayores.