Cerca de 130 reclamaciones se han presentado ya al Consorcio de Compensación de Seguros por los daños causados en Carballo por las riadas del Anllóns que hace una semana ocasionaron las intensas lluvias.

Al igual que en Ponteceso, donde los afectados han creado una plataforma, un perito ha estado en los últimos días en la capital de Bergantiños para valorar los desperfectos causados por las inundaciones que afectaron a una treintena de bajos en las zonas más cercanas al río y también a instalaciones municipales como el auditorio del Pazo da Cultura. Así lo explicó el alcalde, Evencio Ferrero, que aseguró que el Concello está al tanto de estas indemnizaciones solicitadas por los vecinos del municipio para que el Consorcio dependiente del Ministerio de Economía se haga cargo de los gastos y añadió que las reclamaciones son de todo tipo.

El perito del organismo estuvo estos días en el municipio evaluando los desperfectos ocasionados por las riadas

Y es que, cabe recordar, además de anegar bajos y sótanos –en muchos casos dejando bajo el agua algunos vehículos o inutilizando ascensores–, el agua afectó a varios comercios y empresas, como, por ejemplo, la tienda “Todo Hogar” de San Martiño, que aún está estos días deshaciéndose de los productos dañados, o también Clínicas Carballo de la calle Tarragona.

Con respecto al Pazo da Cultura, informó Ferrero que al perito del seguro lo acompañó otro perito municipal ya que el ayuntamiento siempre contrasta el informe perital con datos propios, si bien aún no tienen una estimación de la cuantía a la que ascenderán los daños.

A estos desperfectos se sumarán los originados por el Anllóns en el viario de las parroquias –que el Concello ya está arreglando y sigue evaluando– y en todo el paseo fluvial desde O Muíño do Quinto hasta Bértoa en el que se actuará una vez que mejoren las condiciones meteorológicas, según explicó el concejal de Obras e Servizos, Lois Lamas.

En casos de sucesos extraordinarios como los naturales es el Consorcio de Seguros el que se hace cargo de los daños ocasionados, siempre que se cumplan determinadas cuestiones. El organismo tendrá 90 días para atender las reclamaciones y 40 días hábiles para resolverlas desde la visita del perito.