Más de 300 trabajadores del servicio de ayuda en el hogar, monitores deportivos municipales y de entidades y taxistas de Carballo, Coristanco y Laxe acudieron ayer convocados por el Sergas para someterse a pruebas PCR masivas en Carballo en vista del aumento de la incidencia del Covid-19 en la comarca. Es un cribado para trabajadores especialmente expuestos a contagios que, según indicó ayer el alcalde, Evencio Ferrero, el Sergas tiene la intención de extender a otros trabajadores municipales que realizan su labor de cara al público, como el personal de las bibliotecas, la Policía Local y algunos del Concello.

Los que estaban convocados ayer acudieron en grupos de 40, citados cada media hora desde las 9.30 horas para evitar las aglomeraciones que se han visto en otras comunidades autónomas. “Yo estuve allí y la verdad es que todo se realizó con mucha organización y rapidez”, comentó el regidor, que volvió a comprometer toda la colaboración que necesite el Sergas para ayudar a frenar la incidencia del virus en el municipio, donde ya hay 84 casos activos tres más que ayer. Hoy se repitieron las pruebas en PAC de A Laracha, para los trabajadores laracheses y de Cerceda.

En vista de la situación en Carballo, la comisión de seguimiento municipal decidió ayer suspender la feria de A Milagrosa mientras se mantengan las restricciones en el municipio, por lo que los domingos que corresponda solo habrá feria de alimentos. Además, la Guardia Civil y la Policía Local trabajarán de manera coordinada para velar por el cumplimiento de la normativa en los establecimientos hosteleros, tanto en la prohibición de consumir en las barras, el uso de las mascarillas y los horarios de cierre.

Otra de las medidas que anunció el Concello es que el personal del Servicio de Ayuda en el Hogar no prestarán asistencia en los domicilios en los que sus ocupantes se nieguen a usar mascarilla mientras las auxiliares realizan su trabajo. También recordaron que los Servicios Sociales y Protección Civil seguirán prestando colaboración para llevar alimentos y medicamentos a las personas que lo precisen

Los casos aumentan

En 24 horas aumentaron en tres los positivos en el municipio carballés. En A Laracha, después del aumentar el viernes los casos en uno hasta los 32, hoy Sanidade confirmó que ya había un curado, con lo que los positivos vuelven a hacer hoy a 31. En Laxe hay un caso más y ahora son nueve los contagios (ocho de la misma familia y el último sin vinculación con los anteriores), todos cumpliendo cuarentena en sus domicilios.

En Camariñas, el Concello confirmó los dos primeros casos activos en el municipio, cuyos contactos están siendo investigados. En Santa Comba el número de positivos se mantiene estable desde el miércoles en 39, al igual que en Cee, donde hay doce casos activos.

En Malpica tampoco han variado los ocho casos anunciados por el gobierno municipal a principios de semana y en Ponteceso siguen en 27 los casos acumulados desde el 20 de agosto. Tampoco Cerceda ha informado sobre el aumento de casos. Así, la Costa da Morte acumula actualmente casi 220 positivos, en espera de que sigan confirmándose los resultados de las PCR que se están realizando. En el hospital Virxe da Xunqueira de Cee hay siete ingresados.

La estabilización de los casos en Santa Comba es una buena noticia para el alcalde de Santa Comba, David Barbeira que ayer estuvo hablando de la situación sanitaria del municipio en Radio Xallas. “La cosa parece que poco a poco se va controlando”, manifestó.

Pese a las restricciones impuestas por Sanidade, Barbeira quiso hacer un llamado a la tranquilidad. “Ahora mismo el mensaje que quiero mandar es que Santa Comba es un sitio seguro para consumir y hacer una vida normal”, dijo, manifestando que tanto el comercio como la hostelería “están cumpliendo a rajatabla con los protocolos”.