Las olas de solidaridad que se están levantando en la comarca por el estado de alarma también están llegando a los animales, posiblemente los más indefensos durante esta pandemia. Si bien desde que comenzó esta crisis sanitaria mundial las informaciones más destacadas hacen referencia al aumento del abandono de los animales o al provecho que se intenta sacar de los perros cobrando por sacarlos de paseo y burlar así la obligación de no salir de casa, hay otra cara de la moneda en la que destacan las muestras de solidaridad como las que está recibiendo la protectora Amigos de los Perros de Carballo.

Justo con el inicio del estado de alarma, la protectora carballesa que alberga a más de doscientos perros y también algunos gatos, hizo un llamamiento de urgencia a través de sus redes sociales: Necesitaban comida especial para los perros de mayor edad, los “abueletes” de la asociación, que por su edad y condiciones de salud no pueden compartir la comida del resto de los perros. Se trata de un tipo de comida que, por sus características –gama media alta– no resulta barata y por eso los voluntarios hicieron un llamado a la solidaridad para poder cubrir estas necesidades. Y la respuesta no se hizo esperar.

No pasó ni un día de la petición de ayuda cuando ya comenzaron a llegar las primeras donaciones económicas, con las que los voluntarios compraron los primeros sacos de pienso para los “senior” de la protectora y, a partir de allí, la ayuda no ha parado de llegar, a pesar de que los puntos de recogida que se utilizan habitualmente para dejar las donaciones  para la protectora–por lo general clínicas veterinarias– están cerradas desde hace más de 15 días. 

874 euros recaudados

“Hasta ahora lo recaudado en efectivo es de 874 euros, además de los sacos que yo misma he ido a comprar con las donaciones de algunas personas y otras que habéis hecho la compra online para enviar el pienso a la protectora directamente. Gracias a vuestras aportaciones nuestros abueletes tienen su pienso para comer durante unos largos días, millones de gracias a cada uno de vosotros por aportar vuestro granito de pienso”, señalaba una de las voluntarias encargada de la campaña en las redes sociales.

La ayuda a la protectora de Carballo ha llegado tanto de particulares como de asociaciones, como la Asociación Protectora de Animales (Apadan) y empresas, entre ellas Jardiland Oleiros, Mascotak, o  Farma Veterinaria.

Sin adopciones, por ahora

Desde Amigos de los perros de Carballo también han decidido parar las adopciones mientras dure el estado de alarma. Además, recuerdan que no hay riesgo de contagio entre las mascotas y sus propietarios, en vista de que, como ellos mismos confirman, desde que comenzó la crisis del coronavirus están “recibiendo llamadas pidiendo que recojamos a sus mascotas por pánico al coronavirus. Quieren literalmente deshacerse de ellas, además están aumentando los abandonos de mascotas por el mismo tema. Recodar que no hay riesgo de contagio entre mascotas y propietarios, seamos responsables, no los abandonéis”.

También están paradas las adopciones en la perrera municipal de Carballo, cuyas instalaciones permanecerán cerradas mientras dure el estado de alarma. En caso de urgencia relacionada con los animales, avisos de perros perdidos o abandonados, se deberá llamar a la Policía Local