Pasar una semana en un apartamento, vivienda turística o vivienda de uso turístico en la Costa da Morte durante el verano puede llegar a costar más de 1.800 euros. Basta con echar un vistazo a los principales portales web de alquiler turístico en este tipo de alojamientos (Rentalia, Niumba, Windu, o la local Costa Meiga) para comprobar que la oferta de estas plazas turísticas es cada vez mayor y también que los que quieran pasar una semana de julio o agosto frente a la playa fisterrana de Langosteria o en la de O Ézaro, en Dumbría, tendrán que rascarse el bolsillo y, eso, si consiguen plaza.

Fisterra, Dumbría, Malpica y Laxe son las que concentran la mayor parte de las plazas ofertadas en internet para este tipo de alojamientos turísticos. En el municipio fisterrán el alquiler turístico por una semana –por lo general esta es la estancia mínima requerida– oscila entre los 324 euros (por una habitación para tres personas en julio) hasta los 1.850 euros por una casa con capacidad para diez personas en el valle de Duio. Entre estos dos extremos hay variedad de ofertas, que siempre dependerán de la ubicación del alojamiento, del número de huéspedes que se puedan alojar y de la semana o mes que se elija para vacacionar.

Variables

Por lo general, veranear en Fisterra en julio sale entre 100 y 200 euros más barato que hacerlo en agosto. Muy cerca y con vistas a la playa de Langosteira (donde está el mayor número de apartamentos y viviendas de uso turístico del municipio) el alquiler mínimo es 650 euros la semana, y 1.450 euros la quincena (la segunda de julio y las dos de agosto). Un poco más barato salen los alquileres estacionales en la playa de Corbeiro (600 euros la semana), pero en esta zona la oferta de alojamientos es menor.

La mayor parte de las plazas ofertadas en apartamentos, viviendas turísticas o viviendas de uso turístico ya están agotadas para agosto y también la oferta de alquiler turístico de la segunda semana de julio

En Dumbría, por su parte, los precios del alquiler turístico varía entre los 420 y los 990 euros; en tanto que en Malpica oscilan entre los 351 y los 985 euros, y en Laxe entre los 333 euros la segunda semana de julio y los 1.210 euros la última semana de julio o la segunda de agosto.

Otros concellos

Otro de los alquileres de temporada más elevados de la zona está en Carballo: 1.750 euros por semana en una vivienda para ocho personas ubicada en Leira, con vista a Baldaio y Caión.

En realidad la oferta de apartamentos y viviendas turísticas o de uso turístico en el municipio carballés es muy escasa en internet. Además de la de Leira, hay otra en Pedra do Sal por 910 euros la semana, en Oza (490 euros) y varias habitaciones en una vivienda a 200 metros de la playa de Razo por 378 euros cada una. En la costa larachesa la semana de alquiler en verano no baja de los 598 euros en agosto, mientras que en Cee pueden llegar, en el mismo mes, a los 840 euros y en Cocurbión, a los 1.190.

A pesar de estos precios, la ocupación es bastante alta. Son pocos los alojamientos de este tipo que no tienen ya el mes de agosto completo así como la segunda quincena de julio.