La ampliación del polígono de Bértoa no se planteará por el momento. Antes de tomar una decisión al respecto, Xestur hará un seguimiento periódico de la evolución de la compra de parcelas en el parque industrial carballés, que tras la última adjudicación de terrenos alcanza el 75% de su ocupación.

Este fue uno de los acuerdos al que llegaron Heliberto García, directos xeral del Instituto Galego de Vivenda e Solo, y el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, en una reunión que mantuvieron ayer en Santiago. El regidor le trasladó a García la preocupación municipal por lo poco que pueda durar la oferta de suelo en el parque industrial de Bértoa de seguir el elevado número de venta de los tres últimos años, que superan las 80 parcelas. De hecho, señaló Ferrero que después de la última adjudicación que se realizó de más de 44.000 metros cuadrado de suelo industrial “hai máis empresas que seguen preguntando para adquirir solo industrial en Bértoa”.

Línea roja

Desde la Xunta afirmaron en un comunicado que en el parque empresarial carballés todavía hay disponibles más de 111.000 metros cuadrados (36 parcelas) a lo que se añade que “na mesma área funcional na que se atopa Carballo se está desenvolvendo o parque empresarial de Morás”, en el municipio de Arteixo. Con estos números, apunta Ferrero, los responsables de Xestur no creen que la disposición de suelo industrial a la venta en Bértoa ya haya cruzado la línea roja como para plantearse la nueva ampliación que demanda el Concello de Carballo. “De momento vaise a facer un seguimento en detalle e xornal da evolución do polígono, porque aínda non se pasou a liña vermella”, apuntó el primer edil carballés. No obstante, desde la Xunta reconocen que “dende a implantación das bonificacións en 2015, o de Carballo foi o parque empresarial en que máis solo se adxudicou en toda Galicia, acadando 262.229 metros cadrados, polos que as empresas pagaron un total de 9,38 millóns de euros”,Después del verano habrá una nueva reunión para valorar la situación del polígono, pero “se a cousa urxe moito, será antes”, explicó Evencio Ferrero.

Plazos de construcción

Xestur también hará un seguimiento para garantizar el cumplimiento de los requisitos de adjudicación de suelo industrial en Bértoa con el fin de que las empresas que compraron las parcelas inicien su actividad en el plazo establecido. Recuerdan desde la Xunta que los adjudicatarios de suelo industrial bonificado tienen el compromiso de construir sus naves y obtener la licencia de actividades en un plazo de tres años desde la formalización de la compraventa de las parcelas. “No pasado mes de febreiro –informan desde la Comunidad Autónoma– xa se remitiron comunicacións a todas as empresas de Galicia que mercaron solo, requiríndolles o cumprimento dos compromisos adquiridos na compra e, no caso das empresas que mercaron solo bonificado en 2015, lembrándolles que este ano se cumplen os tres anos de prazo”. En cualquier caso, buena parte de las empresas que han comprado suelo en el polígono de Bértoa ya han tramitado las licencias de obras para construir naves y ya un buen número de ellas está funcionando en el parque.