La Consellería de Infraestruturas y el Concello de Carballo invertirán cerca de millón y medio de euros en la ejecución de la senda peatonal y ciclista de A Casilla, que unirá el casco urbano de Carballo con el límite de Coristanco. Al igual que se hizo con la senda mixta de la travesía de Bértoa cuya ejecución acaba de finalizar, el Ayuntamiento asumirá el coste de la instalación de los servicios en la senda hasta Coristanco (canalizaciones de agua, alumbrado, energía eléctrica, telefonía, gas…), que asciende, según adelantó el alcalde la pasada semana, a casi medio millón de euros.

Este importe se pagará con parte del superávit de 2017 que se incorporará al presupuesto del presente ejercicio el próximo mes. La administración autonómica, por su parte, se encargará de los trabajos en superficie de la senda hasta Coristanco que costarán un millón de euros.

La licitación será este año

Según explicó la conselleira de Infraestrururas, Ethel Vázquez, el proyecto de construcción de esta senda que facilitará el acceso a la factoría de Conservas Calvo se licitará este año. El proyecto ya está redactado y en fase de supervisión, en tanto que el Concello de Carballo está elaborando el proyecto que se realizará con fondos municipales.

Vázquez Mourelle estuvo ayer en el municipio carballés para supervisar las obras de la senda mixta de Bértoa, que llegaron a su fin después de más de cuatro meses de demora –estaba previsto que los trabajos acabaran a finales del año pasado–. Acompañada por el alcalde, Evencio Ferrero, el edil de Obras, Lois Lamas y representantes de las empresas responsables de los trabajos, la conselleira recorrió parte de la senda que hay en el margen izquierdo del vial (subiendo desde Carballo hasta el polígono) y destacó las características del trazado, con ampliar aceras, carril bici, zona ajardinada y plazas de aparcamiento. En estos trabajos se invirtieron 1,1 millones de euros.

Margen derecho

Aprovechando la visita de Vázquez a la travesía de Bértoa, desde el gobierno municipal hicieron notar la necesidad de completar la actuación construyendo la senda peatonal y ciclista en el otro margen de la carretera.

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, visitó ayer la finalización de las obras en la travesía de Bértoa y anunció que este año se licitará la senda hasta Coristanco

Ferrero explicó que el Concello estaba dispuesto a cofinanciar la obra –la renovación de los servicios– como ya hizo en el otro margen del vial y hará en A Casilla, y también que, una vez que se complete la reurbanización, podría asumir la titularidad de este tramo de la carretera comarcal. Vázquez escuchó las peticiones del gobierno municipal pero evitó cualquier compromiso inmediato para hacerlo realidad.

La responsable autonómica recordó los otros trabajos que está acometiendo Infraestruturas en la comarca: las sendas ya finalizadas de A Laracha-Paiosaco y Xornes-Buño-Canta La Rana, y las que están en ejecución entre A Laracha y O Cancelo y Neaño-Cabana. La primera entrará en funcionamiento en verano y la última está ya muy adelantada. Otro proyecto que está en supervisión es el de la senda Laxe.